logo

REFERENCIAS CIENTÍFICAS

 

  • Beneficios del agua de mar, una mirada holistica
  • Desde la antigüedad se conocen los beneficios del agua de mar. Los baños en las playas, caminar por la orilla con las olas acariciando nuestros pies, respirar la brisa marina con todos los iones, favorecen nuestro estado de ánimo y mejoran nuestra salud. El mar es una fuente de energía inagotable con multitud de recursos, y la humanidad aprovecha estos recursos en su propio beneficio. Además del uso externo del agua de mar, también es posible beber agua de mar en pequeñas cantidades. Con unas pautas muy sencillas y siendo constante, se pueden obtener resultados muy sorprendentes para nuestra salud. El agua de mar utilizada por Esencia Marina se recoge en zonas específicas, de la Provincia de Manabí, y la pureza de sus aguas así como la abundancia de fito y zooplancton, garantizan unas propiedades particulares a estas aguas. Aunque el agua de mar aporta todos los iones también puede contener otros compuestos que son perjudiciales para la salud. Para beber un agua de mar de calidad es necesario unos procesos de microfiltración para evitar el paso de virus y otros organismos nocivos. No todas las aguas de mar para beber son iguales y es importante saber que un organismo con un sistema inmunológico deprimido reaccionaría de manera diferente según el tipo de agua de mar que bebiera. El agua de mar tiene un ph alcalino, aprox. entre 8.1 y 8.4, y nuestro ph es ligeramente alcalino 7.3 aprox, por lo tanto nuestro medio interno también, y así lo tiene que mantener nuestro cuerpo para su buen funcionamiento. Todas las enfermedades son ácidas, y por tanto necesitan un ph ácido para desarrollarse, allí donde hay alcalinidad y oxígeno la enfermedad no puede existir” –Otto Warbürg, premio Nobel 1931–. De ahí que sea tan importante que tengamos en nuestra dieta alimentos alcalinos. Si nuestro medio interno se vuelve ácido, lo primero que intentará el organismo es de volver alcalino su ph, y, ¿como lo hace?, principalmente recurre a sus reservas de Calcio para apagar este “ fuego”, que se encuentran en los huesos, con la consecuente perdida de calcio para el organismo, pudiendo perjudicar en el futuro a los propios huesos que son el sostén de todo el cuerpo. Ingiriendo agua de mar podemos controlar y mantener nuestro ph, manteniendo sanos nuestros huesos y mejorando nuestra digestión. Algunas de las universidades que están estudiando las aportaciones nutricionales y terapéuticas del agua de mar son la de Málaga, La Laguna (Tenerife), Antioquia (Colombia) y Nouatchot (Mauritania). Algunas características comunes de la sangre y el agua de mar son que ninguna de las dos se puede reproducir en laboratorio, otra es la capacidad de homeostasis (autorregulación de propiedades), la siguiente es la presencia específica y similar de oligoelementos (elemento químico indispensable), también podemos encontrar en las dos un poder antibiótico y auto-regenerador (Zobell ya declaraba en 1936 que los vertidos de aguas residuales al mar quedaban destruidos en dos días). De La Farge en el Congreso Internacional de Talasoterapia de Cannes en 1957 dijo que el agua de mar solo es bactericida para las bacterias patógenas (originan y desarrollan enfermedades). Fushi, Emperador chino creador de la escritura y padre de la medicina marina, hace 5000 años recomendaba el agua de mar para la prevención y tratamiento de la enfermedad.

  • Acidez y Alcalinidad
  • Somos una organización de la economía popular y solidaria orientada a aprovechar los beneficios del agua de mar para el desarrollo de productos marinos nutricionales.